La Liposucción

La liposucción, succión de grasa o lipectomía de succión consiste en extraer depósitos de grasa no deseados de las áreas superficiales del cuerpo, incluyendo el mentón, el cuello y las mejillas; la parte superior de los brazos y la parte superior de los senos; el abdómen, los glúteos, las caderas, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos.
La liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones del cuerpo en las cuales persiste grasa acumulada rebelde a la dieta y al ejercicio.
En algunas ocasiones esta técnica es complementaria a otros procedimientos de cirugía plástica (estiramiento facial, abdominoplastia, etc.). La liposucción generalmente se realiza con anestesia local y sedación, pero en casos muy extensos se llevará a cabo con anestesia general.
La técnica consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una pequeña varilla hueca llamada cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada. La liposucción siempre se realiza en un quirófano.

Una vez realizada la Liposucción

Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada. Es normal que aparezcan cardenales e inflamación de los tejidos en la zona aspirada. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses. Si la elasticidad cutánea estaba disminuida pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir corrección adicional mediante liposucción selectiva y/o inyección de grasa.
El propósito de esta operación es moldear el cuerpo del paciente y reducir el peso, pero estrictamente no es un tratamiento para el control de la obesidad; el tejido adiposo no se extrae de todo el cuerpo, sino tan sólo de algunas zonas, siendo las más comunes el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos y el cuello. Es ésta la razón por la que algunos médicos han preferido implementar el término de lipoescultura, que expresa mejor el objetivo de ésta cirugía, ya que, lo que se busca es "esculpir" el cuerpo del paciente.
También hay casos en que se puede realizar una liposucción con la finalidad de disminuir unos centímetros de cintura o caderas para conseguir una mejor apariencia. En la Clinica Sevilla ofrecemos garantía de éxito en todas nuestras intervenciones.

Ténicas de Liposucción

Existen diversas técnicas empleadas en la liposucción, basadas todas en el mismo principio. Las diferentes técnicas que se utilizan en la liposucción son:

  • Liposucción Tradicional (seca): Esta liposucción, succiona la grasa sin la ayuda de ningún líquido. Esta técnica es muy poco utilizada pues puede causar pérdida abundante de sangre y daños a los tejidos y nervios que se encuentren junto al tejido adiposo (grasa).
  • Liposucción Húmeda: Es una técnica similar a la tradicional con la diferencia de que se introduce una pequeña cantidad de líquido en la zona a tratar. Este líquido es una solución salina que ayuda en la extracci&oiacute;n de la grasa, compuesta por: una anestesia llamada lidocaína y una droga llamada epinefrina que contrae los vasos sanguíneos limitando los moratones y el sangrado de la incisión. La cantidad de líquido inyectado será inferior a la cantidad de grasa que se quiere extraer.
  • Liposucción Super-Húmeda: Es parecida a la liposucción húmeda pero se diferencia en la cantidad de líquido inyectado que será más o menos similar a la cantidad de grasa que se quiere extraer.
  • Liposucción Tumescente: Similar a las técnica húmedas pero con mayor cantidad de líquido. En esta ocasión la cantidad de líquido es aproximadamente de 2 a 3 veces superior de la cantidad de grasa que se va a extraer, esto pretende conseguir que la zona que se va a lipoaspirar se hinche y ponga rígida, haciendo a esta técnica ser la menos traumática para el tejido.
  • Liposucción por láser: Esta es la técnica más novedosa y utiliza el láser para destruir los tejidos adiposos antes de aspirarlos.
  • Liposucción asistida por potencia (PAL): Esta operación utiliza la técnica de la liposucción tumescente y una cánula que vibra con mucha frecuencia. Estas vibraciones desprenden las células de grasa de forma menos traumática que las técnicas más tradicionales y sin algunos de los riesgos asociados a la liposucción asistida por ultrasonidos.
  • Liposucción asistida por Ultrasonidos: En esta técnica, se utilizan ondas de alta frecuencia para licuar las células de grasa.